23 de abril de 2024

El alumnado del proyecto Haiku de la ULL visitó la delegación canaria en Bruselas y la Comisión Europea

El alumnado de la Universidad de La Laguna que participó en los siete módulos del proyecto Haiku, organizado por el Vicerrectorado de Proyección, Internacionalización y Cooperación y coordinado por el profesor del Departamento de Dirección de Empresas e Historia Económica Javier Mendoza, ha realizado la semana pasada una visita a Bruselas como colofón a este programa formativo. La segunda y última jornada, en viernes 3 de febrero, les llevó a la Delegación del Gobierno de Canarias en la capital belga y a la Comisión Europea.

El objetivo de este programa era mejorar el conocimiento sobre las instituciones europeas y aumentar el sentimiento de pertenencia a una ciudadanía comunitaria y, por los testimonios del alumnado durante la visita, esos fines se han alcanzado. Aunque algunos de ellos ya tenían conocimientos sobre el complejo entramado institucional de la Unión, para la mayoría ha supuesto todo un descubrimiento y, sobre todo, una oportunidad, puesto que varios de ellos mostraron interés por las diversas posibilidades para realizar prácticas en las diferentes instituciones visitadas.

Este viaje ha abierto los ojos a muchos de ellos, e incluso hay casos como el de una de las estudiantes que se estaba planteando proseguir su formación en los Estados Unidos por considerarlos una potencia, a quien este viaje le ha servido para comprobar que la Unión Europea es un destino igualmente atractivo. Sobre el curso propiamente dicho, valoraron la metodología práctica empleada, con un profesorado que no se limitó a impartir lecciones sino a guiarlos en una serie de trabajos sobre los diferentes desafíos a los que se enfrenta Europa que elaboraron y expusieron los propios estudiantes.

Haiku ha sido financiado por el Programa Erasmus+ a través de las acciones Jean Monnet. La Universidad de La Laguna ha logrado fondos para tres años de este proyecto que culminará en 2023, por lo que en marzo se lanzará una nueva convocatoria para que más estudiantes puedan disfrutar de los módulos formativos y el viaje a Bruselas, todo ello de manera gratuita, pues tanto el viaje como el alojamiento y parte de las comidas corren a cargo del proyecto.

La voz canaria en Europa

La visita a la Delegación del Gobierno de Canarias en Bruselas, entidad que también ha colaborado en la organización de este viaje, estuvo presidida por el delegado, José Bartolomé Sánchez Ruano, dos de las técnicas de la oficina, Cristina Tavío y Cristina Domínguez, y dos de los becarios que están en las dependencias durante un año, Marcella Martoriana y Borja Guillermo Armas. También se unió María José Castellano, delegada de PROEXCA para Europa Central, quien explicó las Becas de Negocios Internacionales que desde PROEXCA se convocan cada año, y que suscitaron gran interés entre los estudiantes.

La visita sirvió para comprender el trabajo crucial que realiza esta oficina de diez personas en el seno de las instituciones europeas para hacer comprender mejor las problemáticas de Canarias en particular, y de las regiones ultraperiféricas en general, y que estas se vean reflejadas en la legislación. Ello implica detectar los principales asuntos que pueden concernir al Archipiélago, que en la actualidad pasan por la política migratoria, la transición energética y la transición digital.

Sobre esta última, el delegado hizo especial hincapié pues a su juicio no se le está dando importancia entre la opinión pública pese a que es capital. Utilizó la metáfora de que las conexiones digitales son autopistas por las cuales, en estos momentos, transitan principalmente Google, Amazon y otras compañías estadounidenses. El objetivo es crear empresas europeas con un peso equivalente para no perder influencia en ese ámbito, centradas en materias como la Inteligencia Artificial o la Internet de las Cosas.

La sostenibilidad es un desafío especialmente complejo para Canarias, en donde las peculiaridades del territorio, escaso y con un 50% del suelo protegido, limitan mucho el uso de energías renovables. Como reflexionó Cristina Domínguez, conciliar la ecología, las renovables y el desarrollo turístico supone lograr “la cuadratura del círculo”.

Sobre el desafía migratorio, Cristina Tavío recordó que próximamente Europa aprobará cinco grandes reglamentos al respecto para priorizar la inmigración legal y frenar la ilegal a través de la cooperación internacional en origen. Se trata de una negociación actualmente abierta en cuya resolución España podría tener mucho que decir, dado que el próximo semestre será el estado que presida el Consejo de la UE.

“Un interlocutor previsible y fiable”

El anfitrión de la visita a la Comisión Europea fue Miguel Ángel Palacios, consejero legal en el Servicio de los Instrumentos de Política Exterior (FPI) de la comisión, entidad coordinada por el español Josep Borrell. Lo que inicialmente iba a ser una disertación con él como ponente, se convirtió en un animado coloquio durante el cual resolvió las dudas del alumnado y profesorado de la Universidad de La Laguna.

La conversación se centró especialmente en el papel internacional de la UE, a la que Palacios definió como “un interlocutor previsible y fiable”, algo que no pueden decir otras potencias como China, Rusia o Estados Unidos. “Si llaman a nuestra puerta, es porque saben más o menos cómo vamos a movernos”. En ese sentido, recordó que entre los activos de la UE está que, precisamente, está siempre abierta al diálogo, el multilateralismo y las relaciones con su vecindad.

El ponente cree que la posibilidad de que en el futuro haya un ejército europeo es plausible pues, de hecho, ya hay misiones con bandera de la UE en Kosovo, Mali, Níger, Somalia, Palestina y en el Océano Índico para controlar la piratería, además de la ayuda militar que se está dando a Ucrania. Sobre este último país, Palacios destacó que se ha logrado que la UE, pese algunas discrepancias, actúe como un “frente común”, al igual que ha ocurrido con crisis como la Covid-19 y el Brexit. Esa capacidad de llegar a acuerdos que se traduzcan en acciones sólidas y en bloque ejemplifican, en su opinión, la fortaleza de Europa.

Sobre la futura expansión de la Unión, señaló que Macedonia del Norte es de las más probables, seguida por Albania, Montenegro, Serbia, Bosnia- Herzegovina, Moldavia y la propia Ucrania, y también apuntó como candidatas algo más lejanas Georgia y Kosovo. Lo que no se puede saber es cuándo se producirán las adhesiones ni si serán una por una o en bloque. Con Turquía el diálogo está en suspenso porque, actualmente, no cumpliría con algunos requisitos exigidos a los estados candidatos: que traspongan a su legislación lo que se considera el “acerbo normativo” de la UE, que tengan una economía de mercado funcional y que sean un estado realmente democrático, es decir, con separación de poderes en funcionamiento.