17 de abril de 2024

Torres plantea en Europa una política migratoria eficaz, segura y humanitaria y máximas garantías de conectividad

REGI Committee - Exchange of views with Àngel Victor Torres, President of the Conference of Presidents of Outermost Regions and the President of the Canary Islands

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, intervino esta tarde, de forma telemática, en la Comisión de Desarrollo Regional (REGI) del Parlamento Europeo con motivo de la aprobación por unanimidad de su informe sobre la nueva Estrategia para las Regiones Ultraperiféricas (RUP), documento que considera “satisfactorio e ilusionante” en busca de ventajas competitivas para estas regiones comunitarias debido a sus singularidades y complejidades ya reconocidas. En su alocución, Torres agradeció las aportaciones de todos los intervinientes previos en esta misma Comisión. El jefe del Ejecutivo autonómico subrayó que la UE necesita una política migratoria “coordinada, eficaz, segura y humanitaria”, así como las garantías suficientes de protección comercial y una conectividad adecuada para las RUP.

Torres se comprometió a impulsar al máximo esos objetivos durante la actual presidencia canaria de las RUP, que coincidirá en el segundo semestre de este 2023 con la presidencia española de la UE. En esta línea, hizo hincapié en que la ultraperiferia ha de ser una apuesta permanente dentro de la política de cohesión de la UE, en busca del mejor encaje posible de la diversidad territorial en ella. Asimismo, Torres puso especial énfasis en la política migratoria, en el desarrollo del paquete legislativo Objetivo 55 y en la cooperación con todos los miembros de la UE en una senda equivalente a la que se está desplegando en el Mediterráneo.

Sobre migración, cree que se ha de atender a las RUP y proporcionar una financiación adecuada y adaptada a los retos específicos desde el Fondo Europeo de Asilo, Migración e Integración (FAMI), “con medidas territorializadas para facilitar el acceso a esos recursos”.

Respecto a la conectividad, apuesta por revisar el reglamento de la Red Transeuropea de Transporte, de manera que se den las máximas garantías a los territorios RUP, sus actividades económicas (como el turismo, la agricultura o la pesca) y su desarrollo social.

El presidente de Canarias durante su participación en la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo.
El presidente de Canarias durante su participación en la Comisión de Desarrollo Regional del Parlamento Europeo.

El presidente destacó la “transparencia” del diálogo entre la Comisión y las RUP, lo que ha propiciado este informe consensuado, y se muestra convencido de que se trata de un punto de inflexión para aplicar políticas que aprovechen el potencial de estas regiones, compensen sus dificultades y faciliten un desarrollo más equilibrado y en sintonía con el resto de la UE.

En su intervención, el jefe del Ejecutivo canario subrayó la importancia de que el texto incluya las conclusiones alcanzadas por las RUP en su Declaración Final de noviembre de 2022, celebrada en el Parlamento Europeo. Asimismo, que reafirme la necesidad de “mantener y reforzar una acción coordinada a escalas europea, nacional, regional y local”, siempre bajo una “plena participación de las autoridades de las RUP en las políticas europeas” porque así “se refuerza la legitimidad en la toma de decisiones de la UE”.

Programas ‘ad hoc’ para los territorios RUP

El presidente de Canarias cree fundamental que se haya dejado claro que el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la UE (relativo específicamente a las RUP) no se aplica de forma automática en las distintas iniciativas legislativas de la Comisión, lo que hace que los progresos para estas regiones sean limitados en diversos ámbitos, aparte de plantear la opción de desarrollar programas expresamente pensados para estos territorios.

Además, recordó que la Comisión Europea, en su octavo Informe sobre la Cohesión, concluye que el desarrollo de la UE ha de adaptarse a las ventajas competitivas de cada territorio y que las características de las RUP son únicas en la UE, lo que dificulta la convergencia y requiere de una “estrategia horizontal y vertebradora”. En esta línea, subrayó las aportaciones de las distintas comisiones del Parlamento Europeo al informe, sobre todo por apostar por el impulso de la competitividad de las RUP “para reforzar la posición de la UE como actor oceánico de primer orden”.

También cree fundamental que se solicitase que la Estrategia se incorpore a la posible revisión intermedia del marco financiero plurianual (MFP septenio 2021-27) y al marco posterior a 2027. Asimismo, que se haga eco de la solicitud de la Conferencia de Presidentes de las RUP de reevaluar las normas sobre ayudas estatales para sus empresas, pidiendo un aumento significativo de los límites máximos en el reglamento de minimis y en el reglamento general de exención por categorías, aparte de fijar una diferenciación positiva con el objetivo de tener en cuenta los costes de funcionamiento adicionales a los que se enfrentan las empresas de las RUP.

Torres advirtió de la necesidad de que la política comercial europea proteja los intereses de las RUP en la negociación de los acuerdos internacionales, sobre todo en lo relativo a las importaciones de productos desde terceros países que no cumplen las normas sociales, laborales, medioambientales, de seguridad alimentaria, de calidad y de bienestar animal de la UE. Además transmitió la necesidad de que se impulse más la modernización de la flota pesquera artesanal tradicional, con ayudas a la renovación de la flota y la compra de nuevos buques.

Asimismo, resaltó el compromiso constante del presidente de la Comisión REGI, Younus Omarjee, en la defensa de la política de cohesión europea, que considera crucial para mejorar las condiciones de vida de la ciudadanía y para fomentar “la equidad, la justicia social y la igualdad de oportunidades de todos los europeos, sea cual sea el territorio en el que vivan”. Torres también insistió en que las RUP requieren de esas políticas específicas intensas para compensar sus diferencias por la lejanía y la insularidad, pero sobre todo para que se acerquen a la media de renta per cápita de la UE.