25 de mayo de 2024

El español es la segunda lengua materna en el mundo y el segundo idioma de comunicación internacional

​José Manuel Albares ha clausurado el acto de presentación del informe “El español en el mundo 2023”, publicación académica del Instituto Cervantes que cada año actualiza los datos más relevantes sobre la lengua española en el mundo.​

En palabras del ministro, el español es una lengua “patrimonio de un valor inmenso que debemos aprovechar para crear vínculos más estrechos entre países tanto de habla hispana como de otros interesados en conocer nuestra lengua y nuestra cultura”. José Manuel Albares ha recordado que el fomento del español es uno de los ejes clave de la política exterior de España.

Según el informe del Instituto Cervantes, casi 500 millones de personas tienen el español como lengua materna, lo que supone el 6,2% de la población mundial). La cifra total de usuarios potenciales de español roza los 600 millones, si a las personas con dominio nativo se les suman los usuarios de competencia limitada y los aprendices como segunda lengua o como lengua extranjera. Esos casi 600 millones equivale al 7,5% de la población mundial. De esta manera, los 500 millones de hispanohablantes nativos convierten el español en la segunda lengua materna del mundo por número de hablantes, tras el chino mandarín, y en el segundo idioma de comunicación internacional.
El 80% de los estudiantes de español se reparten entre Estados Unidos, la Unión Europea y Brasil. Fuera de estos tres espacios, destacan el Reino Unido, con un crecimiento constante de alumnos, y algunos países del África Subsahariana, especialmente en aquellos donde el francés es lengua oficial o cooficial.
En esta ocasión, la obra incluye además un apartado dedicado a reflexionar sobre “Lenguaje e inclusión” que aborda aspectos diversos como la coexistencia de las lenguas de signos con el español, el lenguaje y la igualdad entre hombres y mujeres, la historia del braille, el diseño de pruebas adaptadas de dominio de lenguas para personas con trastornos como la dislexia o la promoción de un lenguaje administrativo claro.