29 de febrero de 2024

Un tiroteo entre grupos armados deja siete muertos en Venezuela

Al menos siete personas han muerto como consecuencia de las ocho horas de intensos enfrentamientos entre grupos armados ocurridos en la localidad de Barrancas del Orinoco, municipio de Sotillo, en el estado de Monagas, en el este de Venezuela.

El incidente se produjo el 1 de enero en torno a las 4.00 de la madrugada frente a una gasolinera, informa el portal de noticias venezolano Efecto Cocuyo.

Según la periodista Pableysa Ostos, el tiroteo se enmarca en un conflicto entre la banda Sindicato de Barrancas y otro grupo irregular, quienes se disputan el control del combustible y el narcotráfico de la zona.

Un vecino ha relatado que pidieron la intervención de la Guardia Nacional Bolivariana ante las detonaciones de granadas y la utilización de fusiles R-15. «Eso fue terrible», ha señalado en declaraciones bajo condición de anonimato.

Al Hospital Tulio López Ramírez llegaron decenas de personas heridas, pero no hay una cifra oficial de heridos. Otras fuentes aseguran que hay más de 30 fallecidos, incluidos menores de edad. Algunas voces denuncian la presencia de guerrilleros en los enfrentamientos.

A pesar de que no está claro cuál fue el grupo irregular que se enfrentó con el Sindicato de Barrancas, la versión de que la guerrilla ingresó en Barrancas del Orinoco ha circulado en redes sociales desde el inicio del tiroteo. En el presente, ninguna autoridad o cuerpo de seguridad lo ha confirmado.

Entre las evidencias que la GNB encontró del enfrentamiento están 350 conchas calibre 7.65 mm, 30 conchas calibre 9mm, 3 motos quemadas y baleadas y un vehículo, según el resumen preliminar facilitado por Pableysa Ostos.