29 de febrero de 2024

La I Escuela de Verano de la Macaronesia afronta el reto de implicar a la sociedad para reconstruir una identidad propia

La I Escuela de Verano de la Macaronesia arrancó hoy, lunes 10 de julio, con el objetivo de impulsar el liderazgo científico -técnico y sociocultural de las nuevas generaciones de los archipiélagos del Atlántico Medio. La iniciativa está organizada por la Fundación Canaria para el Control de las Enfermedades Tropicales (FUNCCET), con el respaldo de las universidades de La Laguna, Las Palmas de Gran Canaria, Azores, Cabo Verde y Madeira. Se suman al proyecto como colaboradores la Asociación Canaria para el Progreso de la Macaronesia, la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife (RSEAPT), Loro Parque, a través de su fundación, y Binter.

Un total de 35 becados procedentes de Cabo Verde, Azores y Madeira participan en esta primera edición en la que accederán a seminarios tutelados por más de 20 expertos-técnicos.

En el acto de presentación han estado el rector de la Universidad de La Laguna, Francisco García; director general de Asuntos Europeos y Cooperación Externa del Gobierno de Azores, Carlos Pacheco Amaral; el cónsul de Cabo Verde y presidente de la Asociación Canaria para el Progreso de la Macaronesia, Juan Cárdenes Martín; y José Gómez Soliño, codirector de la escuela junto a Basilio Valladares, presidente de la FUNCCET.

El rector de la Universidad de La Laguna puso de relieve el “gran acierto” que supone la organización de esta semana desde una perspectiva multidisciplinar con presencia de contenido tanto de humanidades como de ciencia.

El director general de Asuntos Europeos y Cooperación Externa del Gobierno de Azores hizo referencia a la unidad y la historia conjunta que une a la Macaronesia como comunidad y reiteró su compromiso para mantener la continuidad de esta escuela de verano más allá de esta primera edición.

A este compromiso se unió el presidente de la Asociación Canaria para el Progreso de la Macaronesia, que no pasó por alto la importancia de la organización de eventos como este de cara a seguir impulsando el reconocimiento de la Macaronesia como entidad.

Finalmente, Basilio Valladares, codirector y presidente de la FUNCCET, resaltó como uno de los principales objetivos de esta escuela de verano, el fomento de la cooperación y el desarrollo entre estas regiones a través del conocimiento y la formación de las nuevas generaciones.

Ponencias

José Gómez Soliño.

José Gómez Soliño.

El primero en iniciar las intervenciones fue el codirector de la Escuela de Verano, José Gómez Soliño con ‘Macaronesia: presente, pasado y futuro’, donde trató la falta de reconocimiento de este concepto para muchos organismos públicos, al tiempo que destacó la importancia y las diversas referencias históricas que existen sobre los cuatro archipiélagos y sus nexos de unión. Durante su exposición, apuntó la necesidad de superar los encuentros y reuniones entre altas instancias política potenciando la celebración de eventos y programas que busquen “la implicación social para reconstruir la identidad de la Macaronesia a través de la ciudadanía”. Concluyó poniendo sobre la mesa los principales retos a los que se enfrentan los cuatro archipiélagos como son el agua y sus limitaciones, el cambio climático o la alimentación.

En ‘La inserción de la Macaronesia en el marco jurídico europeo’, el jurista y magistrado Ángel Llorente abordó el concepto desde la perspectiva jurídica realizando un repaso por la historia de estos archipiélagos y su relación continental. Arrancó su exposición haciendo un breve resumen de algunas fuentes de financiación europea, como los fondos FEDER, encaminados a ahondar en la cohesión europea (2010), siendo el MAC D uno de los principales, cuya finalidad es potenciar la cooperación interterritorial entre Canarias, Azores, Madeira, Cabo Verde, Senegal y Mauritania.

Llorente no quiso pasar por alto las cumbres llevadas a cabo entre los representantes de los archipiélagos como intento de mantener vivo el concepto y la identidad de los territorios macaronésicos. “La primera cumbre se hizo en Mindelo en 2010, la siguiente fue en San Miguel en Azores en 2018 y este año debería de ser Canarias su sede. El compromiso era celebrar estos encuentros de forma bianual, pero los cambios políticos han impedido llevarlo a cabo”, señaló.

Ángel Llorente.

Ángel Llorente.

Para el jurista, la existencia de la Macaronesia, como entidad propia formada por cuatro archipiélagos y sus aguas territoriales, es una realidad. En esta línea, habló de la necesidad de crear una Agrupación Europea de Cooperación Territorial que los integre y que “permita generar, crear ideas y propiciar un sentimiento de pertenencia”.

La creación de esta figura legal permitiría dar visibilidad a la Macaronesia como persona jurídica, con autonomía para llevar a cabo actuaciones de cooperación y desarrollo dentro de un territorio cohesionado. “Esos fondos de los que les hablé antes se podrían ejecutar y gestionar directamente desde aquí. Contar con oficinas propias, personal propio y poder poner en marcha estos proyectos de desarrollo”, añadió.

El experto apuntó a la economía azul, “como uno de los motores para el futuro de la Macaronesia”, en este sentido habló de la importancia del espacio marítimo de los cuatro archipiélagos. “La ZEE de la Macaronesia supone tres veces la superficie de la península ibérica. Nuestro amplio espacio marítimo es uno de sus principales potenciales y la gestión de estos espacios es fundamental para que se considere como un amplio espacio geográfico. El mar y todas las investigaciones científico-técnicas que lo rodean es el futuro, nuestro desarrollo pasa por una buena gestión de estos recursos”, destacó. A lo que unió el poder de la sociedad, especialmente de los jóvenes, que deben seguir avanzando en el desarrollo de la Macaronesia.

La mañana se cerró con una mesa redonda que abordó la perspectiva política-institucional y que sirvió para reflexionar de forma conjunta con los estudiantes becados presentes en la sala.

Con la celebración de esta I Escuela de Verano de la Micronesia, se pretende impulsar un intercambio de conocimientos en torno a dicho concepto para promover así un mejor conocimiento y una mayor colaboración entre los habitantes de los archipiélagos macaronésicos, especialmente entre los jóvenes.

Este foro de conocimiento de las nuevas generaciones de la Macaronesia persigue además propiciar la reflexión sobre los retos a los que se enfrentan los archipiélagos del Atlántico Medio en el marco del proceso globalizador actual; facilitar el encuentro entre académicos, emprendedores y profesionales interesados en el desarrollo y la cooperación estratégica inter-archipielágica para crear una conciencia comunitaria macaronésica basada en un imaginario histórico-cultural compartido, así como promover la creación de una comunidad macaronésica del conocimiento y del aprendizaje.

El martes los becados participarán en un recorrido por el Parque Nacional del Teide y el miércoles a partir de las 10.00 se retoman las sesiones con ‘Globalización, salud y solidaridad en la Macaronesia’, a cargo de Basilio Valladares Hernández, catedrático de Parasitología, profesor emérito de la Universidad de La Laguna y presidente de la FUNCCET.  Le seguirá Rubén Bueno Mario, director técnico de Retokil Vector Control, con ‘Como frenar la expansión de enfermedades tropicales en la Macaronésica’; y Manuel Herrera Artiles, director general de Salud Pública de Canarias, con ‘Coordinación de alertas frente a patógenos invasores en la Macaronesia’.

Por la tarde, María de Anunciaçiao Mateus Ventura, del grupo Bioisla de la Universidad de Azores, presentará ‘Naturaleza e turismo: como compatibilizar os dos nas Ilhas da Macaronesia’; a colación de este tema María Eugenia Arozena Concepción de la Universidad de La Laguna, hablará sobre ‘Laurisilva, elemento distintivo del paisaje macaronésico’; se culminará con una visita al Parque Rural del Macizo de Anaga.

(Nota y fotos cedidas por la Escuela de Verano de la Macaronesia).