25 de mayo de 2024

Del día de la madre en Cuba al día de la madre en Canarias y España

POR MARIO LUIS LÓPEZ ISLA [1]

En Cuba se celebra el Día de la Madres el segundo domingo de mayo, al igual que en países como México, Estados Unidos, Canadá, Australia, Brasil y algunos europeos. Fue Anna Jarvis, una activista estadounidense la que luchó por instaurar esa fecha en  Filadelfia, en1908. La escogió porque ese día de 1905 falleció su propia madre. Ella consideró que se necesitaba destacar un día para reconocer y agradecer a las progenitoras por parte de su familia, por su sacrificio, dedicación y amor hacia sus hijos y nietos. Ya en 1911, países como Canadá, Japón y algunos de Sudamérica, lo habían instaurado. El 10 de mayo de 1914, el Presidente de los Estados Unidos, Woodrow Wilson lo declaró como festividad nacional, luego de haber sido aprobado previamente por el Congreso. Ese día, constituye una tradición que todos hagan regalos a madres y además, a abuelas, tías y otras progenitoras de la familia.

Por su parte, en Cuba, se comenzó a celebrar en 1920 como resultado de una iniciativa del periodista Víctor Muñoz, la cual consistió en publicar un artículo titulado Clavel Blanco en el periódico habanero El Mundo. Tanto gustó la idea, que el  ayuntamiento de La Habana instituyó la celebración de la fecha.

En cuanto a España, incluyendo a las Islas Canarias, se celebra el primer domingo de mayo. Como dato curioso, debe tenerse en cuenta que esta entrañable conmemoración, llamada allí el Día de la Madre, fue instaurada por primera vez en España, precisamente en Canarias, en el año 1936, por acuerdo del ayuntamiento del municipio palmero de Breña Baja, a propuesta del emigrante retornado de la mayor de las Antillas, el poeta y excelente promotor cultural Félix Duarte Pérez; este había nacido en ese lugar el 21 de diciembre de 1895. En Cuba vivió entre 1919 y 1932, en  el central poblado de Zaza del Medio, hoy perteneciente al municipio de Taguasco, provincia de Sancti Spíritus. Murió, ya anciano, en Santa Cruz de La Palma el 12 de septiembre de 1989, rodeado del cariño y admiración de sus familiares y compatriotas, después de haber recibido el año anterior, el reconocimiento conjunto de los siete Cabildos de Canarias. En Cuba, es recordado por la obra cultural y social que realizó como fue la fundación del Liceo de Zaza del Medio, la publicación de libros, la confección de la revista Cuba-Canarias y otras acciones culturales.

En cuanto a mí, a pesar de confirmar que visitó en innumerables ocasiones Cabaiguán, nunca tuve una relación directa con la figura de Félix Duarte, ni encontré una anécdota inédita; incluso, reconocía que ese privilegio correspondía, por derecho propio, a mis amigos de Taguasco y Zaza del Medio, en lo fundamental a los de este último poblado; allí estuvo, como se ha podido confirmar, el santuario inmigratorio cubano y existencial de este gran hombre.

Sin embargo, la vida me reservaba una gran sorpresa. Estaba yo de visita en las Islas Canarias en el año 1997 junto a mi esposa Ester Lidia Vázquez Seara, Yiya, cuando, de forma inesperada recibimos de parte del presidente canario de entonces Manuel Hermoso Rojas, una invitación para el Acto Institucional por el Día de Canarias; debo aclarar que luego de la sorpresa inicial, comprendí que era un inmenso honor estar en la actividad oficial más importante que realiza el gobierno regional, el día 30 de mayo, en esa ocasión por el XIV aniversario de la autonomía del archipiélago.

Llegó la fecha esperada y a las ocho de la noche, entrábamos al bello Teatro Guimerá, en Santa Cruz de Tenerife; uno de los organizadores nos aclaró que los dos únicos cubanos que participaríamos en el acto éramos nosotros, lo que aceptamos como un alto honor. Luego de los saludos de rigor, ocupamos nuestro sitio y comenzó la actividad.

Entre discursos y buena música se arribó al momento de los reconocimientos; transcurrió la entrega de los Premios Canarias y llegó el instante de las Medallas de Oro, que el Gobierno canario entrega anualmente a personas que se han destacado de manera extraordinaria en algún aspecto de la vida; para sorpresa mía, con todos los presentes de pie, le fue entregada esta Medalla, a título póstumo, a Félix Duarte Pérez; y mientras su hija, visiblemente emocionada, la recibía en el escenario de manos del Presidente, a través de los altavoces se escuchó una síntesis biográfica del homenajeado, destacando que dos cubanos honraban el acto con su presencia. Emocionados, comprendimos el privilegio que vivíamos ante la memoria de aquel hombre que unía simbólicamente a las Dos Orillas y en especial a las madres de ambos archipiélagos.

Por tanto, hoy domingo 5 de mayo así como el próximo día 12, desde estos párrafos deseo enviar una entrañable felicitación a todas las madres del mundo, en especial a las de Canarias, España, Cuba y Cabaiguán, donde quiera que se encuentren, en especial a las más importantes en mi vida: mi esposa Yiya, mi hija Anaily y mi nuera Verónica. ¡Felicidades reiteradas a todas!

[1] Historiador y escritor cubano de Cabaiguán, provincia de Sanct Spíritus.