23 de abril de 2024

Ángel Víctor Torres preside desde hoy la Conferencia de Presidentes RUP

El mandatario canario asume la presidencia en un momento complejo que requiere de certidumbres para la recuperación económica

“Trabajaré para que las RUP jueguen el papel protagonista que se merecen en la nueva Europa que se está construyendo”

La XXVII Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas de la Unión Europea (RUP) ha culminado esta tarde en Bruselas con el traspaso de la presidencia entre el presidente de Martinica, Serge Letchimy, y el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres.

Canarias asume la presidencia de la Conferencia y se convierte en la interlocutora de las nueve RUP de España, Francia y Portugal ante las instituciones europeas. Esta circunstancia coincidirá durante la segunda mitad del año 2023 con la presidencia española de la Unión Europea (UE).

Torres aseguró que afronta la presidencia en un momento complejo con “un sentimiento profundo de compromiso con el diálogo reforzado con la Comisión Europea, con el Parlamento y los Estados”. A lo largo del año que durará su presidencia, se ha propuesto encontrar los apoyos suficientes para encarar de manera decisiva la salida de la crisis y la vuelta a una senda de crecimiento económico para los territorios más alejados de la UE.

El nuevo presidente de la Conferencia asegura que trabajará “para que las RUP tengan el protagonismo que se merecen en la nueva Europa que se está construyendo” y se compromete a desempeñar un papel proactivo para que las RUP estén en el centro de las políticas comunitarias en asuntos trascendentales como la sostenibilidad ambiental o la transformación digital.

En el programa de la Presidencia canaria para el próximo año, el presidente ha incluido la defensa continua del estatuto especial de la ultraperiferia y se marca el objetivo de impulsar la nueva Estrategia RUP y propiciar un encuentro al más alto nivel político con los representantes de la Comisión Europea para avanzar en los objetivos conjuntos.

También se ha comprometido a hacer seguimiento al proceso legislativo comunitario, con especial atención a propuestas en tramitación como el paquete Objetivo 55 (Fit for 55), y reforzar la colaboración con la distintas instancias europeas.

Ángel Víctor Torres tras asumir Canarias la presidencia de la Conferencia de Presidentes RUP.
Ángel Víctor Torres tras asumir Canarias la presidencia de la Conferencia de Presidentes RUP.

Además, durante este año, Torres quiere avanzar en una “verdadera política europea de Turismo” en la que exista un tratamiento específico para las RUP y se impulse definitivamente la creación de una Agencia Europea del Turismo. Para ello, las nueve Regiones Ultraperiféricas de España, Francia y Portugal -que en gran parte tienen al turismo como una de las principales actividades económicas- decidieron, en noviembre de 2021 presentar su propia candidatura con Canarias como territorio elegido para optar a ser sede de ese futuro organismo europeo con diferentes oficinas. “Apostar por la candidatura de las RUP supondría un acto valiente de la Comisión, al permitir que nuestros territorios, por primera vez, puedan albergar un a agencia europea”, señaló Torres.

Por otro lado, el presidente propone recurrir a los instrumentos de partenariado puestos a disposición de las RUP por la Comisión Europea en materia de migración irregular y seguir reclamando a la UE que en el Pacto de Migración y Asilos se contemplen las singularidades de la ultraperiferia para que exista una gestión compartida del fenómeno migratorio en los territorios más alejados que son frontera sur de Europa y un tratamiento específico a los menores migrantes no acompañados.

Por otro lado, Torres contempla en su programa centrar en la temática de los derechos sociales en el próximo Foro de la Ultraperiferia a organizar en Bruselas por la Comisión en el año 2023 e impulsar acciones conjuntas desde las RUP en el Año Europeo de las Capacidades.

“Mantener el pulso de las RUP y ofrecer certidumbres para la recuperación”

Ángel Víctor Torres subrayó que “la historia del reconocimiento y el tratamiento específico de la ultraperiferia en el seno de la Unión es la historia de un indudable éxito político de enorme trascendencia para el desarrollo de nuestras regiones y de los cinco millones de ciudadanos europeos que las habitan”. Añadió que en estos momentos especialmente delicados y convulsos “resulta fundamental mantener el pulso de las RUP” en Europa con una estrategia renovada “que ofrezca certidumbres para apuntalar la recuperación económica”, que avance en la convergencia con las medidas europeas, asegurar la participación en los beneficios del Mercado único y defender la participación de estos territorios en igualdad de condiciones en todas las políticas europeas, como establece el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

Entre los retos más significativos, volvió a resaltar la necesidad de enfocar, también con una mirada ultraperiférica, la respuesta al cambio climático, el impulso de la transición energética, el avance de la economía digital, la gestión del fenómeno migratorio o la lucha contra la inflación.

En la sesión partenarial celebrada hoy en el Parlamento Europeo han estado presentes, además de los presidentes y presidenta RUP, la comisaria de Cohesión y Reformas, miembros del Parlamento y los representantes de los Estados miembros (España, Francia y Portugal).

En su intervención, Torres agradeció la labor desempeñada durante el último año por el presidente Letchimy, a quien reconoció el acierto de celebrar la Conferencia en el “corazón” de la capital comunitaria: “Qué mejor lugar que para dar visibilidad a la singularidad de la ultraperiféricas y el estatuto específico de nuestras regiones en el ordenamiento jurídico europeo”, apuntó.

El presidente de las RUP también tuvo una mención especial hacia el compromiso de la comisaria de Cohesión y Reformas, Elisa Ferreira, “y su excelente labor, con un apoyo decidido y cercano respecto a nuestros territorios”.

Por último, anunció que la sede actual en la que se encuentra la Delegación del Gobierno de Canarias en Bruselas, será este año “la casa común de las RUP”, desde donde se brindará el apoyo que se pueda ofrecer a los ocho territorios con los que Canarias comparte la condición de ultraperiferia.

 

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, resaltó hoy la importancia de que Canarias asuma este miércoles (16 de noviembre) la Presidencia de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas (RUP) de la Unión Europea (UE), traspaso que tendrá lugar en Bruselas durante la XXVII Conferencia y de la mano de la región francesa de Martinica, que la ha ocupado durante el último año. Torres resalta el hecho de que las islas lideren ahora las RUP “para culminar el trabajo desarrollado en los últimos tres años, por ejemplo, para que los impuestos al queroseno en los viajes aéreos o marítimos a Canarias queden exonerados, algo clave para las RUP”.

El jefe del Ejecutivo autonómico también reafirma el compromiso de las islas por seguir avanzando en su decidida apuesta por las energías limpias y renovables, en la postura común de las RUP ante el fenómeno migratorio y en que Canarias acoja la Agencia Europea del Turismo, “candidatura que apoyan las regiones ultraperiféricas”.

Torres destaca, asimismo, la relevancia de las reuniones que tendrá con cargos como la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, así como con diversos comisarios europeos. Según subraya, “se trata de días clave porque Europa es fundamental para Canarias, como las islas lo son para la UE, por lo que aprovecharemos la oportunidad que tenemos durante un año con la Presidencia de la Conferencia de las RUP”.

El presidente de Canarias se desplaza hoy, lunes 14 de noviembre, a Bruselas para participar, desde primera hora del martes y hasta el jueves 17, en la XXVII Conferencia de Presidentes de las RUP. El jefe del Ejecutivo autonómico tiene una intensa agenda de reuniones ante los organismos comunitarios en una cita en la que, además Canarias asumirá, de forma oficial, la presidencia de la Conferencia de Presidentes de las RUP desde este noviembre. Este mandato coincidirá en el segundo semestre del año 2023 con la presidencia de España de la UE.

Además de las sesiones previstas con sus homólogos de las otras ocho RUP y con la presidenta del Parlamento europeo, Torres se reunirá con representantes de alto nivel de todas las instituciones europeas, como la comisaria de Cohesión, Reformas y Política Regional, Elisa Ferreira; el embajador representante permanente (Reper) de España ante la Unión Europea, Marcos Alonso, y la secretaria general para la Unión Europea del Gobierno de España, María Dolores Lledó.

El presidente canario comenzará la jornada de mañana, martes, con una sesión interna de los presidentes de las RUP desde las 9.30 horas (horario de Bruselas). Sobre las 12.45 horas, está prevista la firma de la Declaración Final de esta XXVII Conferencia y se procederá a la rueda de prensa en la que se detallarán los acuerdos adoptados, mientras que, por la tarde, desde las 14.30 horas, Torres se reunirá con el presidente de Martinica, Serge Letchimy, la región francesa que cede el testigo de la presidencia a Canarias. La agenda continuará con una reunión desde las 16.00 con el presidente de la Comisión de Política Regional del Parlamento Europeo (REGI), Younous Omarjee, con una delegación del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo y con la comisaria de Cohesión.

Las RUP afrontan esta importante cita con el objetivo, entre otros, de renovar el compromiso político de las instituciones comunitarias con la ultraperiferia, de lograr el respaldo de todos los socios europeos al despliegue del artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la UE para garantizar el desarrollo del estatuto RUP y de impulsar la aplicación de la recientemente renovada estrategia de la Comisión Europea para estas regiones en el seno de los Veintisiete.

Además, Torres insistirá en la necesidad de atender con detenimiento, solidaridad y efectividad el reto migratorio de las RUP, así como otros desafíos clave, como la transición energética, digital y sostenible.

Durante las reuniones programadas, se buscará también reforzar el apoyo de la UE a los intereses de las RUP en los expedientes ahora en tramitación legislativa, que ya se encuentran en fase de coordinación tripartita entre el Parlamento, el Consejo y la Comisión Europea. Entre estas cuestiones destacan las excepciones en el paquete Objetivo 55 (Fit for 55) sobre la reducción de emisiones de CO2 en los transportes aéreo y marítimo, aparte de lo relativo a la fiscalidad de la energía y el Fondo Social para el Clima.

Sede de la Agencia Europea del Turismo

Las RUP se marcan como meta, asimismo, arrancar el compromiso para defender el tratamiento singular de la ultraperiferia ante una posible reforma de los tratados europeos. Además, y con especial interés por parte de Canarias, se quiere impulsar la nueva política europea de turismo con el fin de incluir la creación de una Agencia Europea del Turismo, para la que el archipiélago canario se postula y ha logrado ya importantes apoyos, como el del Gobierno de España o las principales patronales empresariales de las islas, entre otras instituciones públicas y privadas.Torres se plantea reforzar la coordinación de la presidencia canaria de las RUP con la presidencia española de la UE (en el segundo semestre de 2023). Entre otras prioridades, se pretende incardinar ámbitos de interés de ambas presidencias, como la sostenibilidad, la transformación verde, la digitalización o el impulso de las capacidades del país y la comunidad canaria.

El presidente de Canarias se marca como objetivo que las islas asuman un papel protagonista como interlocutor de las RUP en Europa. También buscará un compromiso para incluir en el programa de la presidencia española de la UE una atención especial a la ultraperiferia, la que incluya el impulso de actos que se celebrarán en el archipiélago, como la conferencia ministerial al máximo nivel en noviembre de 2023 en Tenerife, donde se espera la participación de presidentes de España, Francia y Portugal, únicos países con regiones RUP en el seno de la UE.