25 de mayo de 2024

Piden ayuda urgente para repatriar a un tinerfeño gravemente enfermo en México

Juan José María González de Chaves Dreyer y su esposa, Carolina Martínez, viajaron a mediados de marzo a México para visitar a su hija María Victoria, que vive en la ciudad de Monterrey. Pero el viaje se tornó en tragedia cuando Juan José  enfermó de manera inesperada, evolucionando su estado de salud a crítico.

Tras comenzar con síntomas leves parecidos a una grupe y posteriormente confirmar que tenía varios trombos en su pierna derecha, a la altura de la ingle, y que sus pulmones estaban colapsados, comenzó una evolución negativa en su estado de salud.  Tras dos días hospitalizado, sus síntomas empeoraron y fue trasladado a la UCI. La circulación en la pierna derecha comenzó a deteriorarse rápidamente y su pie se puso negro, con riesgo de requerir amputación desde la cadera.

 

Se le realizó una trombectomía quirúrgica en la pierna para extraer los trombos, procedimiento temporal debido a su crítica situación, pero no es suficiente, dado que necesita una angioplastia, una intervención para abrir vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que suministran sangre a las piernas y, posteriormente, se le tiene que colocar un stent.

El coste de esta operación, necesaria para salvar su pierna, asciende a 15.000 euros y la familia ha agotado sus recursos, al verse obligada a pagar 96.000 euros por 15 días de internación, pidiendo dinero prestado a familiares y amigos y endeudándose.

Este tinerfeño  fue llevado al hospital Metropolitano de Monterrey, de carácter público, porque la familia no podía afrontar más gastos y la situación de sus pulmones era y es crítica. Desde hace una semana, se encuentra intubado y con respiración asistida al 50%. Su estado de salud es delicado y, por esta razón, su hija ha comenzado una campaña de crowfunding a través de la plataforma GofundMe para seguir pagando el tratamiento y los medicamentos. Las personas que quieran colaborar pueden hacerlo a través del siguiente enlace.

 

Además, lamentan no haber podido tener la cobertura de la póliza de seguro que contrataron para viajar a México. Carolina señala que al reclamarles ayuda le respondieron que no podían hacerse cargo de los gastos sanitarios ni de traslado ya que su marido había viajado estando enfermo, algo que niegan rotundamente, ya que las patologías que ahora está padeciendo su marido, «nada tienen que ver con las enfermedades previas al viaje».